Política

                                                                                                                                           DICEN POR AHÍ

 

El gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares anda de cacería. Las presas que caza son diputados del PRI, de MORENA​. Hay dinero, para eso sí hay dinero, para la compra de legisladores sin escrúpulos, sin principios. 

Corre el rumor que a la diputada Judith González Sheridan, de MORENA, ya, ya,ya le llegaron al precio, se irá al PAN.

 

Don MIYULI, la política del pato: nada, nada y nada.

Enrique Pozos Tolentino

Xalapa, Enríquez, Veracruz, 14 de noviembre de 2017.-Nada, no hay nada. No hay obra pública significativa, los problemas se han agudizado: más delincuencia, el crimen desatado, el secuestro, las ejecuciones no se detienen. Nada, nada. No hay nada.

Nada que informar. El primer año ya pasó y el gobierno de Don Miguel Ángel Yunes Linares quedó en la promesa de campaña no cumplida. La promesa de campaña quedó en un ente desnudo, en la demagogia difícil de ocultar.

El desempleo sigue creciendo. Miles de despedidos en todas partes, particularmente en las zonas petroleras. Y, el gobierno estatal solo responde con la amenaza de más despidos en las diversas secretarias y direcciones del gobierno del estado. Con desempleo, naturalmente que se habrá de agudizar los problemas de inseguridad, de salud, de educación, etc.

Como resultado de la inoperancia del gobierno del Estado, el campo está en total abandono, lo mismo ocurre con el turismo, con la industria, con la pesca, con todo lo que signifique actividad económica. La situación es muy grave y si el gobierno continúa por esa senda de la parálisis, el estallido social es la consecuencia lógica.

No hay causes para el diálogo entre las fuerzas políticas y el gobierno del Estado. No hay un secretario de gobierno que pueda escuchar y resolver cualquier conflicto que se presente en las ciudades, en las zonas indígenas o de los campesinos. Dicen algunos analistas que no hay en los hechos secretario de gabinete que pueda atender ningún asunto, porque el gobernador es el mandamás, es decir, estamos frente a un gobierno unipersonal, lo cual no sería nada grave si ese poder unipersonal tuviera la capacidad de resolver los problemas en los que se debaten los veracruzanos.

La pregunta que surge, natural, de la situación que vive Veracruz, es, dónde está el dinero del presupuesto, ese dinero que aprueba cada año la cámara federal. El gobernador, en un acto de honestidad, debiera decir al pueblo en que se ha gastado el dinero del presupuesto.

Pero, nada, nada y nada. Una especie de política del PATO. No hay nada que informar en las próximas horas por parte del gobernador. Eso sí, mucho ahorro, ahora para la campaña que viene, la del próximo candidato a gobernador, la campaña del crio, del hijo, el junior, porque él, por voluntad del padre, será el candidato del PAN Y PRD y, quizá del P (MC). Ahora, “viviremos y veremos”. Es nuestra convicción que el pueblo dirá: No, en Veracruz no puede establecerse un sultanato, como lo pretende el gobernador., monarquía árabe trasnochada, no.

Se vale soñar. Si el gobernador fuera honesto, en una cuartilla donde cabria el informe, debería reconocer que ha fracasado, ofrecería ofrecer disculpas al pueblo y debería renunciar y, en consecuencia, retirarse a su majestuosa residencia del estero, una de sus múltiples propiedades de dudosa procedencia.

En fin. Eso tenemos como gobernador, eso padecemos. Derivado de la fe, sostenemos: vendrán tiempos mejores. 

Powered by Bullraider.com
СНПЧ А7 Тюмень, обзоры принтеров и МФУ

ACERCA DE NOSOTROS

MIRA REVISTA

Somos una revista electrónica en línea. 

Todos los derechos reservados. 

Cualquier reproducción de nuestro contenido debe estar autorizada por nuestros representantes.

POLÍTICAS DE NUESTRO SITIO

CONTÁCTANOS

MIRA REVISTA

Periodismo Comprometido 

homeLuxemburgo Nº 30 Xalapa, Veracruz

phone 2281024059

mail  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.